El piercing es una antigua modificación del cuerpo; ha sido utilizado por diferentes pueblos del mundo desde hace unos cuantos miles de años. A pesar de su larga historia, incluso en relación con las perforaciones más habituales, persisten muchas falsas ideas que pueden llevar a complicaciones y problemas.

Genial.guru decidió disipar los mitos más comunes para que nada te impida gozar de hermosos accesorios en las orejas y en otras partes del cuerpo.

1. La pistola para piercing es mejor que la aguja

La perforación del lóbulo de la oreja con una pistola para piercing probablemente sea uno de los métodos más populares y al mismo tiempo más peligrosos para hacerse una perforación. Esto se debe a unas cuantas razones:

  • Durante el pinchazo, en la carcasa del instrumento pueden caer partículas de sangre. La pistola piercing de plástico es imposible de desmontar por completo, no se coloca en agua hervida ni en una autoclave para ser esterilizada con vapor. Por eso existe el riesgo de contraer una enfermedad, incluso hasta una hepatitis viral, cuyos agentes patógenos no se eliminan con un simple frote con alcohol.

  • La perforación con una pistola se lleva a cabo con un pendiente ligeramente afilado. A diferencia de una aguja especialmente afilada y hueca, el arete literalmente desgarra el tejido del lóbulo de la oreja. Tal herida sanará con mucha más dificultad y por mucho más tiempo. Si perforas con la pistola el cartílago, por ejemplo, la parte superior de la oreja o el ala de la nariz, entonces las complicaciones prácticamente están garantizadas.

  • Al utilizar una pistola, la oreja se presiona, lo que aumenta más el riesgo de una lesión. Por este mismo principio, la pistola no puede hacer simplemente una perforación recta exactamente en la línea de marcado: la probabilidad de una perforación asimétrica es muy grande.

2. En una perforación recién hecha se debe colocar un arete de oro, plata o aunque sea de acero quirúrgico

Otro de los mitos establecidos es la convicción de que pueden conllevar a una dermatitis alérgica.

  • El oro de alta calidad (18 y 24 quilates) es difícil de encontrar y por supuesto cuesta mucho dinero. La calidad más común es la de 14 quilates, el cual consiste de un 58,5% de metales preciosos y un 41,5 % de “aditivos” (níquel, cobre, plata y paladio). De estas impurezas, el níquelrepresenta un peligro especial, ya que se considera el metal que más causa alergia y puede desencadenar distintas formas de dermatitis por contacto. El níquel se encuentra principalmente en productos de oro blanco; en el amarillo frecuentemente prevalece el cobre.

  • Una excelente variante para una perforación reciente podría ser plata de calidad 925 si no se oxida: tal reacción química no contribuye a la cicatrización.

  • El acero inoxidable se clasifica con los metales hipoalergénicos. Precisamente de este se hacen las agujas para las perforaciones. Pero no todos los aceros quirúrgicos son adecuados para usar durante una cicatrización. Únicamente se debe de usar el acero no aleado de alta calidad, es decir sin impurezas. Encontrar esto es algo bastante difícil.

  • Para una perforación por primera vez, es mejor utilizar materiales que no mantengan un contacto activo con la piel. Por ejemplo, el titanio ligero e hipoalergénico (es un metal duradero que se utiliza en prótesis e implantes odontológicos) o polímeros biocompatibles (bioplast, bioflex, politetrafluoroetileno (teflón)). A decir verdad, estos productos flexibles necesitan de una constante renovación, al paso de unos meses, pueden endurecerse y comenzar a perder el color.

3. Se puede colocar cualquier tipo de pendiente en una perforación reciente

En realidad, una gran cantidad de accesorios de las tiendas de joyería no son adecuados para un piercing recién hecho.

  • En ellos frecuentemente se utiliza una rosca exterior en la cual se acumula suciedad y serosidad y la pieza de sujeción presiona el tejido circundante. Además, la suavidad de la superficie a menudo deja mucho que desear.

  • Los accesorios especializados para piercings son pulidos con mucho más cuidado y la rosca que tienen es interna. Tales pendientes son más difíciles de usar, sin embargo, la herida sanará considerablemente más rápido. Asimismo, se puede seleccionar una longitud óptima de la barrita: con un margen calculado sobre la hinchazón, la cual frecuentemente se observa después de la perforación.

4. Los pendientes se deben remover frecuentemente

Este es uno de los consejos más dañinos que se le puede dar a una persona que se atrevió a hacerse un piercing en cualquier parte del cuerpo.

  • El remover frecuente los aretes “para que no se ’oxiden’” en realidad causa daño en la heriday esta puede tardar más tiempo en sanar. Por cierto, precisamente por eso, muchos expertos de los piercing no recomiendan colocar un aro inmediatamente en la perforación del cartílago de la oreja o el ala de la nariz: este tipo de accesorio es más móvil en comparación con un piercing recto.

  • Si cuidas una perforación reciente de la manera apropiada, entonces será suficiente mover cuidadosamente los aretes para desinfectar la herida.

5. El agua oxigenada es tu mejor amigo

El peróxido de hidrógeno, a pesar de ser de amplio uso durante muchos años, es una sustancia controvertida.

  • ¿Recuerdas como saca esa espuma al aplicarla en una herida? Este efecto limpia, hidrata, remueve y elimina la suciedad hacia el exterior. Sin embargo, científicos aún realizan investigaciones para entender si el peróxido destruye las células encargadas de restaurar el tejido conjuntivo para sanar la herida. Los resultados aún son contradictorios.

  • En cuanto al énfasis en las propiedades desinfectantes del peróxido, las opiniones de los científicos también están divididas. Pero si nos basamos en la lista de medicamentos básicos de la Organización Mundial de la Salud, entonces en ella solo hay 3 antisépticos: clorhexidina, etanol y polividona yodada. Como puedes ver, en esta lista no entra el agua oxigenada.

  • De los antisépticos mencionados anteriormente, para una perforación reciente únicamente se puede utilizar la clorhexidina. Teniendo en cuenta su uso activo en la odontología, es adecuado para el cuidado de las perforaciones en la cavidad bucal. Toma en cuenta que, en ocasiones, el enjuague bucal con clorhexidina provoca una ligera coloración amarillenta en los dientes (al terminar el “tratamiento”, la blancura anterior regresará).

  • Cuando la perforación ha cicatrizado, el desinfectante se puede reemplazar por una solución salina farmacéutica (cloruro de sodio). La asociación de perforaciones profesionales también propone una solución salina casera: 1/8—1/4 cucharadas de sal marina no yodada en 250 ml de agua embotellada caliente. No vale la pena aumentar la concentración de sal para no irritar la herida.

6. La perforación (no) es dolorosa

El mito se puede considerar en ambas afirmaciones: “doloroso” y “no doloroso”, ya que el umbral del dolor es una cosa individual. El hecho de que el dolor apenas haya hecho temblar a una persona no significa que no pueda sacarle lágrimas a otra. Pero aun así, se puede definir una escala de dolorde diferentes tipos de piercing.

  • Las perforaciones menos perceptibles en términos de sensaciones desagradables son las realizadas en las partes delgadas de los tejidos blandos: lóbulo de la oreja, ombligo.

  • Las perforaciones más dolorosas son en aquellos lugares en donde hay más terminaciones nerviosas y la densidad del tejido es mayor: ceja, labio, lengua y también en la fosa nasal con un cartílago delgado.

  • El piercing que causa una mayor incomodidad en la escala es en los cartílagos más gruesos, para los que un profesional necesita más esfuerzo y tiempo: todo el pabellón auricular incluyendo el trago.

  • El dolor más perceptible será en las perforaciones de las partes más íntimas.

7. Si te has hartado de los pendientes, solamente tienes que quitártelos y la perforación sanará rápidamente

Este es otro mito habitual. El hecho consiste en que la capacidad de regeneración se diferenciamucho en las personas.

  • Una persona, al quitarse su piercing del ombligo a finales de verano, para la siguiente temporada calurosa tendrá que hacerse nuevamente la perforación. Mientras que en otras personas, el orificio no cerrará sino hasta dentro de 3 años.

  • Si sueñas con deshacerte de un piercing, utiliza un ungüento de regeneración de tejido y una crema para cicatrices. Pero esto no te da una garantía. A veces, tienes que acudir con un cirujano y suturar la perforación (especialmente en las personas que adoran los accesorios pesados con perforaciones elaboradas desde hace tiempo).

8. El piercing es diversión para los adolescentes

Muchas personas hoy en día asocian la palabra “piercing” principalmente con chicos y chicas de un aspecto poco formal con una gran cantidad de perforaciones en todos lugares.

  • Existen esferas profesionales en donde a una persona con un llamativo piercing le será realmente mucho más difícil encontrar trabajo. Pero esto no se debe a que consideren que él se ha quedado atrapado en el periodo de la adolescencia. ¿Alguna vez has visto a un empleado en un banco con un gran piercing en el labio? ¿Un empleado de una institución de gobierno con un arete en la ceja? ¿Un terapeuta de una clínica con un aro en el tabique nasal? Si lo has visto, entonces probablemente sea una excepción que confirma la regla. Y no siempre se debe a las pautas conservadoras marcadas por los directivos de estas instituciones. La razón puede ser el hecho de que una gran cantidad de clientes corresponden a personas de edad madura, en donde se encuentra con más frecuencia una relación estereotipada hacia los piercing.

  • Aunque, posiblemente el pensamiento de que las personas mayores están en contra de los piercing también es un estereotipo. Una interesante investigación se llevó a cabo en el 2014: a 194 estudiantes de una universidad y 95 trabajadores adultos se les ofreció caracterizar al candidato para un trabajo. A la mitad de los participantes se les entregó el currículum con la fotografía del solicitante sin piercing en el rostro, a la otra mitad la misma fotografía pero con perforaciones en labios y cejas. Los participantes evaluaron al candidato con un piercing con una clasificación más baja en conocimientos especializados, comunicación y cualidades morales. Pero sorprendentemente, el grupo de estudiantes calificó al titular de perforaciones de unamanera más estricta casi en todos los criterios en comparación con las personas adultas.

9. Las personas con perforación en la lengua cecean



  • Por supuesto, no se puede evitar inmediatamente el malestar de una perforación en la lengua: se necesita de mucho tiempo para acostumbrarse a un agente invasor en la boca. Pero no vale la pena preocuparse porque esto se convierta en un constante problema. Los estudiosdemuestran que no hay ningún tipo de diferencia significativa en la articulación y dicción entre las personas que usan piercing y aquellas que no.

  • El principal peligro de tal tipo de perforación reside en el daño a los dientes. Si son propensos a dañarse, entonces lo mejor es rechazar este tipo de perforaciones. Los focos de caries también pueden conducir a la infección de heridas en la lengua. Si los dientes son fuertes por naturaleza, entonces, después de una perforación, es importante no adquirir la costumbre de golpearlos con el arete para no perder tu hermosa sonrisa. Los dentistas también aconsejan quitar el piercing de la lengua durante la noche.

  • A decir verdad, algunos profesionales rechazan hacer piercings horizontales en la punta de la punta bajo el nombre de “snake eyes”: de acuerdo con sus observaciones, tal tipo de perforación realmente lleva a problemas en la dicción (la barra que pasa de manera transversal afecta una gran cantidad de músculos) y también puede causar serias lesiones incluso en los dientes sanos.

10. El piercing en el ombligo se puede usar durante el embarazo

Sea mito o verdad, depende de cómo se vea y se sienta el ombligo.

  • Se pueden dejar los accesorios en su lugar si estos no causan molestia. Durante este periodo, es mejor no utilizar pendientes metálicos, sino poliméricos. Los bioplásticos, bioflex y politetrafluoroetileno (teflón) flexibles se adaptarán a los cambios del cuerpo. Simplemente, durante el embarazo, se tiene que prestar atención a la calidad de los materiales. Para no comprar una falsificación de plásticos de baja calidad, sería bueno verificar el etiquetado de fabricación en el certificado.

  • Si la tensión en la piel del estómago es fuerte y el ombligo sobresale, será más cómodo quitar incluso un piercing flexible.

11. El piercing en los pezones no es un obstáculo para la lactancia

Por un lado, pocas mujeres logran amamantar a sus hijos exitosamente con perforaciones en los pechos y, por otro, la combinación de lactancia y perforaciones tiene determinados riesgos y particularidades.

  • Una perforación en los pezones puede causar un daño al nervio que responde por el suministro de leche o la formación de cicatrices que obstaculizan el flujo.

  • Los especialistas prohíben hacerse perforaciones durante el embarazo o lactancia. Los cambios hormonales en el organismo durante este periodo hacen que no sea una buena opción para las perforaciones: la sensibilidad en los pezones aumenta, su irritación puede desencadenar un parto prematuro en cualquier momento y, en caso de complicaciones, la elección de medicamentos será sumamente limitada.

  • Tampoco vale la pena hacerse un piercing si en tus planes futuros está embarazarte. El proceso de sanación en esta parte del cuerpo frecuentemente lleva de 6 a 12 meses. Entre más tiempo haya pasado desde el momento de la perforación hasta el nacimiento del bebé, los riesgos serán menores.

  • También es mejor no perforarse los pezones inmediatamente después de la culminación de la lactancia del bebé. Vale la pena esperar 3 o 4 meses para que el balance hormonal regrese a su estado habitual tal y como era antes.

  • Si la perforación se realizó con bastante antelación antes del parto y consiguió sanar, los especialistas aconsejan quitar el accesorio durante todo el tiempo de la lactancia para no provocar complicaciones. Sin embargo, algunas mamás prefieren quitarse los piercingsúnicamente durante cada amamantamiento. En este caso, es importante ser mucho más cuidadoso en la limpieza de las manos y accesorios para prevenir una infección en los pezones (amenaza con problemas de mastitis o enfermedades infecciosas en el bebé).

  • De igual manera, los especialistas destacan que los orificios creados con piercing frecuentemente conllevan a una salida de leche más abundante. Sea bueno o malo, la pregunta es individual. Si la leche sale con dificultad, entonces un “riachuelo” adicional ayudará, pero si es con facilidad, entonces puede ser una presión demasiado fuerte para el bebé. En tal situación, es mejor acudir con un especialista de lactancia materna: él te aconsejará una posición para la lactancia en la que el bebé no se ahogue.

12. Entre antes, mejor

Perforar las orejas de las niñas o no es una pregunta que únicamente pueden responder los mismos padres. Hay quienes considera que es mejor hacer una perforación durante el periodo de lactancia para que la bebé no grabe en su memoria el dolor y el estresante procedimiento. Hay quienes están seguros de que los piercing son permitidos a una edad consciente. Algunos no pueden resistir la persuasión de sus hijas de tres años que quieren usar hermosos aretes como su mamá. Otras piensan que los aretes en orejas pequeñas son absurdos.

Para los partidarios de realizar perforaciones tempranas, es importante que recuerden lo siguiente:

  • En primer lugar, tienen que tener en cuenta que es bastante difícil explicarle a un niño que jalar, doblar y tocar los aretes está prohibido. Además, nadie está exento de los accidentes, principalmente con accesorios colgantes y aretes en forma de aros: si desafortunadamente se atora con algo, puede obtener una ruptura del lóbulo, la cual tardará en sanar y frecuentemente no permitirá hacer otra perforación incluso después de años.

  • En segundo lugar, no olvides que cualquier objeto pequeño tiene la posibilidad de terminar en la boca o en la nariz de tu hijo. Esto puede tener trágicas consecuencias.

  • Por último, no te olvides de la probabilidad de una perforación torcida. Incluso si para una persona adulta es imposible no hacer un movimiento brusco durante el “pinchazo” que podemos esperar de un bebé. Como resultado, el orificio puede no resultar en el lugar en donde se tenía planificado. Además, el organismo crecerá de manera activa y existe el riesgo de que incluso una perforación ideal se desplace y, al llegar a una edad adulta, la niña tenga que hacerse una nueva perforación o tolerar el usar un accesorio asimétrico.

Bono: incluso si quieres limitarte con una perforación en la oreja, tienes muchas opciones interesantes

Ver esta publicación en Instagram

sextou! Obrigada @laurabragaleites pela confiança

¿En qué parte del cuerpo te gustan más los piercing? ¿En dónde rechazarías hacerte una perforación de este tipo?

Imagen de portada Stechwerk Winterthur / FacebookDepositphotos

Tomado de genial.guru   https://genial.guru/inspiracion-consejos/12-mitos-sobre-los-piercings-en-las-orejas-y-otras-partes-del-cuerpo-1004360/?fbclid=IwAR2twSzVty4knqJjq18wo6g4kda-zmo99YZTjxbIROJL8yAh2isLO7kHSqA