Puedes tener la máquina para tatuar más cara del mercado, el último modelo, el mejor diseño y el mejor cliente posible, buenas condiciones atmosféricas y buen ambiente general, que si la máquina para tatuar no está calibrada, el trabajo se convertirá en una pesadilla.


¿Qué es calibrar la máquina para tatuar?

Calibrar la máquina para tatuar es, jugando con la estructura y la morfología, conseguir el mejor resultado posible que pueda trabajar la máquina.

Conseguir que las líneas queden nítidas, que las sombras queden suaves (u oscuras) y no irritadas, y los rellenos de color sean limpios, sin ríos de sangre corriendo por la piel.

¿Por dónde empezar?

Lo primero que debemos de tener en cuenta es con qué material contamos, y que material vamos a necesitar. Una vez tengamos el material necesario, pensaremos que trabajo queremos realizar con la máquina en cuestión.

Lo más recomendable es no tener que calibrar las máquinas para tatuar a diario, de modo que siempre se recomienda un mínimo de 2 máquinas: una para trabajar la línea, y otra máquina para trabajar la sombra.

¿Qué materiales necesito?

Primordial disponer de una máquina para tatuar, una pareja de flejes, un martillo, un tornillo de contacto superior, tornillería variada, multi-herramienta para la tornillería, una herramienta para montar el martillo y otra más para centrarlo.

Vamos a partir de una máquina para tatuar que ya está montada, dejando de lado el despiece de la máquina y dando por supuesto que se conoce la máquina y su funcionamiento en profundidad antes de adentrarnos a calibrar.

Eligiendo los flejes

En el mundo del calibrado de las máquinas de tatuar nos podemos encontrar casi tantas verdades como tatuadores existen: cada tatuador tiene su método, y todos son igualmente válidos (o casi todos).

Es por eso que aquí voy a exponer el método que utilizo yo para calibrar mis máquinas para tatuar, y cómo me funciona.

Esta es la configuración que utilizo yo para los flejes:

calibrar-maquinas-para-tatuar-cuadrante-flejes

Estas configuraciones son estándar, es decir, dependiendo del tamaño, peso y posicionamiento del martillo, así como del corte del fleje y sus dimensiones planas, podemos necesitar de otras medidas para calibrar correctamente nuestra máquina para tatuar.

¿Porqué estas configuraciones de flejes?

Muy fácil, dependiendo del trabajo que vamos a requerir a nuestra máquina, la profundidad de la aguja, la fuerza de golpeo, el rebote del martillo y por consiguiente de la aguja, es lo que nos va a diferenciar una máquina de otra.

Por ejemplo, si queremos calibrar una máquina de línea, necesitaremos que el impacto del martillo sea seco, no tenga rebote, por lo tanto, necesitaremos de un fleje trasero duro que controle el movimiento de vaivén del martillo, pero a su vez un fleje delantero corto y duro que transmita toda la fuerza de las bobinas directamente al martillo. Es por eso que las máquinas para tatuar de línea tendrán una mayor fuerza que las máquinas de sombra y relleno.

Si queremos una máquina de sombra, necesitamos que, aunque el martillo golpee con fuerza, el fleje no ejerza demasiada resistencia y permita un movimiento de vaivén que dará suavidad al martillo y nos permitirá no lastimar la piel, es por eso que tendremos que montar un fleje delantero alargado y blando, apoyado con un fleje trasero duro que nos permita poder tatuar, ya que sino la resistencia de la piel nos dificultaría el trabajo.

Y, por último, pero no menos importante, si queremos una máquina de relleno, necesitaremos una mezcla de ambas configuraciones, un fleje delantero que nos permita pintar sin dañar en exceso la piel, acompañado de un fleje trasero un poco más blando para tener un vaivén que nos permita penetrar en la piel a cambio de trabajar con un poco más de potencia.

Simplificando, si queremos una máquina polivalente, tendremos que buscar una configuración de un fleje delantero y trasero de dureza media, un #18.

Ya tengo los flejes, ¿y ahora?

El tornillo de contacto superior

Supongamos que hemos elegido montar una nueva máquina de sombra, necesitamos de un fleje delantero estrecho y alargado, con un grosor de #16, y un fleje trasero corto, duro y ancho, que soporte el movimiento de vaivén del martillo.

El tornillo de contacto superior, será el encargado de transmitir la fuerza de la máquina al martillo, como es una máquina para tatuar sombra, queremos que transmita la fuerza a la parte más adelantada posible, para que el impacto lo ejerza sobre el fleje y el movimiento del martillo sea suave. Es por esto que el tornillo no estará en una posición perpendicular al martillo, sino que estará tumbado hacia la parte delantera de éste, sobre los 45º.

calibrar-maquinas-para-tatuar-tornillo

Si la máquina es para hacer línea o relleno (color-pack), el tornillo de contacto irá en posición casi perpendicular al martillo, para infringir toda la fuerza posible a éste, cercano a los 90º.

calibrar-maquinas-para-tatuar-tornillo-90grados

Separación de martillo y chasis

De la separación entre el conjunto del martillo y el chasis de la máquina de tatuar, dependerá el movimiento de vaivén.

Con un martillo muy separado, el movimiento será mayor que con un martillo junto al chasis. Por lo tanto, para nuestra máquina de sombra necesitaremos que haya un espacio suficiente para que la máquina de tatuar haga su trabajo correctamente.

calibrar-maquinas-para-tatuar-separacion-martillo-chasis

Calibrando

Ya tenemos nuestra máquina totalmente montada, necesitamos comprobar que realmente hace su trabajo y se mueve. Para esto, conectamos la máquina para tatuar a una fuente de alimentación y pulsamos el pedal.

El movimiento del martillo, y el dibujo que imprime la punta de éste, nos dará la señal de que la máquina funciona correctamente, para ellos nos basaremos en la regla del ocho, y compararemos los resultados.

calibrar-maquinas-para-tatuar-regla-del-ocho

Si queremos más fuerza en el martillo, necesitaremos cerrar el ocho enroscando más el tornillo superior, por el contrario, si queremos más abertura en el ocho, desenroscaremos el tornillo.

El falso mito

  • La máquina de línea/sombra/relleno tiene que trabajar entre 5-6v (por ejemplo):

    • Incorrecto, dependiendo de nuestra configuración de flejes y calibrado de apertura del martillo, podremos jugar con la potencia de la fuente de alimentación y trabajar a 5v, 8v o 11v.

Nota: esta es una manera rápida de calibrar una máquina de tatuar, podemos incidir más en cada apartado para lograr un calibrado más ajustado y perfecto, buscando configuraciones entre bobinas, chasis, tornillería…

Tomado de rubenwayne.com